Los principales riesgos de los deportes extremos

A pesar del incipiente interés sobre los deportes de montaña y de riesgo en general, se ha de tener muy en cuenta que podemos correr riesgos físicos a la hora de practicarlos. Por eso, es importante dar valor a la seguridad y recurrir a verdaderos profesionales. Esto es lo que ha supuesto una mayor oferta y demanda de gente cualificada que ha cursado un grado superior a distancia para poder llevar a cabo un trabajo que reconforte a aquellas personas que quieran minimizar los riesgos de este tipo de deportes.

¿Es el deporte potencialmente dañino?

Si bien nadie duda de las cualidades del deporte para favorecer la salud, hay ocasiones, que empiezan a ser demasiado frecuentes, en las que el deporte puede perjudicar seriamente la salud. Prácticas deportivas de alta competición que, cada vez más, se inician en edades más tempranas.

Parece como si, para llegar a la élite deportiva, hubiera que empezar la práctica en los planteles de los clubes y organizaciones desde edades muy tempranas. En algunos deportes, el entusiasmo de los padres y familias, y su constancia a llevar los hijos a los entrenamientos, hacen soñar en la posibilidad que salga alguno de los héroes sociales que son hoy los deportistas de élite. El Comité de Bioética de Cataluña ha alertado sobre algunos peligros que esconde esta práctica que, de entrada, parece tan saludable.

¿Se tiene en cuenta, por ejemplo, la voluntad de los menores para proseguir una carrera llena de obstáculos y sacrificios? Más todavía cuando estos obstáculos y sacrificios pueden suponer serios efectos negativos sobre la vida y la salud de los menores implicados.

La edad es algo más que un número

Hay deportes concretos que, además, tienen su práctica limitada a la edad adolescente: los grandes campeones son, necesariamente, personas jóvenes y de aspecto escuchimizado. Un ejemplo es la gimnasia rítmica. Tienen que soportar entrenamientos intensivos que ocupan horas y horas, por interés y goce de unos adultos o los colores de un club. El precio es elevado. Muchas de estas chicas sufren retrasos en el crecimiento y el desarrollo biológico del área reproductiva. Con la natación pasa algo parecida. Las mejores marcas exigen un entrenamiento intensivo antes de llegar a la pubertad.

Cuando se aplican estos entrenamientos intensivos en adolescentes, se está actuando sobre personalidades en proceso de formación y, naturalmente, immaduras para asimilar el éxito y para tolerar las frustraciones. La repercusión sobre la salud mental puede ser otra grave consecuencia: alteraciones en las relaciones sociales, en el estado anímico y en la autoestima, y, más grave todavía, trastornos en la conducta alimentaria (anorexia especialmente).

Por eso hay que insistir en los principios de la bioética y hay que velar para evitar estos abusos que, en nombre de un deporte saludable, tienen lugar en menores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *